TU

Esto no es poesía. Esta soy yo: deshojandome...

martes, 24 de marzo de 2015

Rosas y una carta

Un estúpido ramo de rosas rosas
me esperaban frente a un espejo
y una mísera carta escondida bajo mi almohada.
No me gustaron y no me gustaron porque
no sentí felicidad al verlas y tus letras me
Provocaron más disgusto que emoción.
Estaba molesta, pero al ver esas estúpidas rosas
y esa mojigata carta me encolerizo un poco más de lo normal
no es raro que me enfade, ni raro que tú me hagas enfadar
ni tampoco que te hagas el desentendido y yo me haga la tonta.
Lo raro es este momento donde siento asco y rabia.
Nada va a cambiar, lo sé. Nada va a suceder como yo quiero.
Jamás seremos esa tonta frase “el uno para otro”.
Jamás me harás sentir plenamente feliz, ni yo a ti.
No tenemos futuro, pero seguimos buscándolo.
No lo hallaremos…
Pero seguiremos juntos porque "nos queremos”
En realidad creo que queremos demasiado.
Este momento raro en que me molesta la presencia
de esas malditas rosas y me asquea su crudo olor
creo que estoy molesta con ellas
por eso es que no soporto verlas, y
estoy molestas con ellas porque
no puedo estar molesta contigo, no puedo mirarte con rabia de frente.
Y eso me enferma y me hace odiar algo tan hermoso
esas ridículas rosas y esa torpe carta que he envuelto
en mi puño y arrojado a la basura…
Son mis impulsos de enojos, controlados y tragados para no “pelear”
-para no fallar- que salen en este momento
En el que debería ser un momento hermoso, si,
eso es, estoy muy molesta por que no puedo
reaccionar de una manera linda y disfrutar este hermoso ramo de rosas
que ya empezaba anhelar, y hoy has traído.
No puedo disfrutarlo porque estoy enfadada contigo
y el no poder disfrutarlo me hace rabiar, siempre un poco más…
Quizás no deberías hacer caso a mis palabras
que hoy como muchas veces no dicen nada
porque son confusas…
tanto, como yo misma.
simplemente estoy molesta con estas, estúpidas y
hermosas flores que has traído…

jueves, 5 de marzo de 2015

Estaba muerta.

Estaba enterrada. Hace ya tiempo. Venias a verme todas las semanas: Siempre golpeabas con los nudillos en mi tumba y yo salia. Tenia los ojos llenos de tierra.

-Decías: "así no puedes ver" y me quitabas la tierra de mis ojos 
-Y yo te decía "De todos modos no veo. si tengo agujeros en vez de ojos" 

...Y un día te fuiste y no volviste durante mucho tiempo y yo sabia que estabas con otra mujer. Pasaban las semanas y tu no volvías. Tenia miedo de no verte y por eso no dormía nunca. Por fin volviste a llamar a mi tumba, pero yo estaba tan cansada después de un mes sin dormir que no tenia fuerzas para salir a la superficie. Cuando lo conseguí, tu me miraste decepcionado. Me dijiste que tenia muy mal aspecto. Sentí que te desagradaba terriblemente, que tenia la cara hundida y hacia unos gestos muy bruscos.

-Te pedí disculpas: "No te enfades, no he dormido en todo el tiempo".    
-Y tu dijiste con voz falsa, tranquilizadora: "Ya ves. Tienes que descansar. Deberías tomarte un mes de vacaciones".
-Y yo sabia perfectamente que querías decir con lo de las vacaciones. Sabia que no querías verme en todo el mes por que estarías con otra mujer. Te fuiste y yo baje de nuevo a mi tumba y sabia que pasaría otro mes sin dormir para estar despierta cuando vinieses y que, cuando llegaras al cabo de un mes, estaría aun mas fea que hoy y que tu estarías aun mas decepcionado.

-M.K-

Frases

1.-De cerca me lastimas pero de lejos me matas.

2.- Se va una persona de tu vida... llegan mil mas.

3.-Estoy tratando de ser feliz pero las circunstancias no me lo permiten.

4.-Quien viera a mi pasado caminando por mi presente, dirigiéndose a mi futuro.

5.-Creo que tenemos que editar nuestro final.

6.-Allí donde habla el corazón es de mala educación que la razón lo contradiga. -M.K-

7.-¿Te has dejado morir por mi amor?
       -No, tu ya no me amas. Me deje morir por mi amor...
         por el amor que siento por ti...

8.-Amar significa renunciar a la fuerza.

9.-El amor empieza por una metáfora. Dicho de otro modo: el amor empieza en el momento en que una mujer inscribe su primera palabra en nuestra memoria poética. -M.K-

lunes, 2 de marzo de 2015

Me voy...

Hoy voy a ser fuerte y débil. Hoy voy a dejarte ir de mi vida, de este amor. yo también me marcho, he estado sola aquí en medio de los vientos y las noches navegando entre lágrimas, mis remos eran la esperanza, esperándote a ti o al olvido pero ninguno de los dos llego, saldré en busca del olvido, ya es tiempo, tomare un nuevo rumbo, no se cual, ni se hacia dónde me dirijo. Dejo ahí el amor que me mantuvo estática en este dolor de esperanza, lo dejo porque ya no puedo seguir llevándolo a mi espalda, me ha hecho mucho daño y mi cuerpo y mi corazón se han desgastado. Pero antes de comenzar a marcharme quiero decirte que te amé como en un principio jamás imagine, de tal forma que me costara tanto dejar de hacerlo, pero siempre se puede, estoy duramente resignándome, he aceptado este dolor que ya no da para más, que ya no quiero que dé para más. Estuve aquí donde ya no queda nada ni nadie, esperando una luz que nunca más se volvió a encender, me gusta la sombra de la oscuridad pero también me gusta cuando la luz golpea sobre ella, me gusta cuando mis ojos brillan con la luz y ellos también se apagaron de golpe. He soportado esa verdad tan cruda del desamor, llego con furia arrasando con la fuerza de permanecer aquí sentada, de donde tanto me aferraba, pero se acabó la fuerza, me agote, se desgasto mi alma, mi cuerpo, mi espíritu, se me acabaron las lágrimas y se convirtieron en este mar de amor en el que me atrape, mis ojos se secaron de tanto llorar, ya no son luminosos ni atrapan miradas. Me marcho, yo también renuncio por que no se puede estar esperando lo que no va volver, lo que no va a pasar, en donde no hay futuro. Tengo que hacerlo, es necesario aunque sienta que hoy voy a morir. Renuncio por primera vez contigo, renuncio a ti. Yo también se renunciar y mejor que cualquiera, me levantare como las mismas olas del mar, como el ave en su vuelo más alto, ¡Renuncio! Se acabó para los dos. Ahora nuestro sitio ha quedado abandonado y vacío completamente, ya no hay a que regresar, ya nadie espera. No hay barco para volver.