Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

Ausente

Estoy tan ausente
que siento que ya
nada me toca.
Me siento tan lejos
de mi misma y asi
mismo me siento
reencontrándome
conmigo.
Tan conectada a mi,
perdida dentro de mi,
que me ausento
y esta ausencia
me eleva y me aleja.

Podría estar
en medio de un
terremoto diluvial,
podrían descargar
su energía los rayos
sobre mi pecho
y ya nada me harían
porque pareciera que
mi espíritu y alma
ya no residen
en este cuerpo.

Estoy tan alejada
de donde piso
y tan cerca
de donde camino.
Estoy siendo
fuego y hielo
a la vez.
Estoy desintegrandome
para volverme a integrar
y reconstruirme entre
cimientos intactos.

Estoy tan ausente de todo
aunque mi cuerpo resida
en este espacio terrenal
desproporcionado
flotando sobre el
vació del volumen
de la tierra.

Estoy tan ausente...
Estoy bloqueada.
Mis conexiones
no funcionan y
no se que sentir
-no siento nada-
que las balas
de los recuerdos
ya no me desploman.
podría sangrar mil veces
mis heridas y seria
inmune al dolor.

Esta ausencia maldita
explora el vació
e…

HAY ALGO.

Hay algo que me anestesia
que me mantiene en calma
que ya no hace explotar
los volcanes que existían
en mis ojos…

Hay algo…
algo que si me quema
por dentro.
Hay algo que todavía
duele.
Y ya no es el amor.
Tal vez coraje.
Tal vez odio.
Y crece.
O tal vez desprecio.
O rencor y rabia.
Pero sigue existiendo
algo, algo que
ya no tiene nombre.

Y hay algo
que me llena de tranquilidad.
Hay algo que ha llegado
a desbórdame todas
las verdades
que yo me empeñaba en cubrir.

Hay algo que me oprime
por dentro, y todavía lastima
pero ya no es capaz de
salir y expresar.
Se atora en alguna parte
de mi pecho
a la garganta, a mi boca, a mis ojos.
Se vuelve nudo.
Arde y se retuerce por dentro
y poco a poco, regresa
se va calmando
hasta llegar a su forma natural
y se dispersa por
dentro en todo el cuerpo
y de repente se esfuma.

Hay algo…
Hay algo que por
dentro me ahoga
y por fuera
me ha vuelto invencible.

Hay algo...
Algo en mi.
Dentro de mi.
Algo que ya no te
-espera-.

…creo que soy,
creo q…

¿Dónde estás mi poeta perdido?

¿dónde estás? ya casi voy a dormir y tú no has dado señal.
¿donde estás?
¿Acaso hoy por primera vez desde nuestro encuentro no aparecerás?
¿donde estás?  ya casi sin que lo pueda evitar mis ojos se empiezan a cerrar
¿dónde estás hoy mi poeta perdido?  que no apareces esta noche, para saber que aún me esperas.
¿donde estas corazón mío?  aparte de rondar por mi cabeza y meterte entre mis sueños y suspiros.
¿dónde estás? ¿Acaso ya te has ido? ¿Te he perdido?
Quisiera no escuchar el silencio tan ruidoso que dejas escapar…
Dime que solo estas ausente... que me esperas...
Que me esperas para cuando yo vuelva, limpia y lista para amarte
¿donde estás?  no me digas que ya te has ido
yo sigo aquí, lejos pero añorando mi encuentro contigo, aunque no te lo diga.
Te espero… espero tus huellas, como cada noche
Espero tus señales que me digan que aun estás conmigo,
¿Dónde estás? poeta mío, muero de frió y sueño pero sobre todo muero de miedo…
Miedo de no encontrarte más por las noches, entre l…