Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

365 oportunidades

Estamos a unas horas de cerrar el año, y pienso… si lo que traigo en el interior se cerrara junto a él o el pecho siempre queda abierto. Supongo que lo segundo. Hay cosas que no cambia de la noche a la mañana, si pudiera ser así, todo sería más fácil nada tendría sentido y las cosas perderían valor. 
Se abren las puertas a un nuevo año y yo, yo sigo llorando una ruptura. Y tengo dos cosas atravesadas en el pecho: el miedo y la esperanza. El miedo a que todo acabe; los recuerdos su presencia en el aire, en los días, en los lugares, en mi pecho, mi cabeza y mi alma. Esperanza a entrar a un año vacío; Vacío de presencias, de recuerdos, de días felices, de días tristes, un lugar vacío que puedo volver a llenar de cosas nuevas, de sentimientos nuevos. De comenzar por fin a ser libre. Libre de sentimientos, libre de ataduras, libre de recuerdos, de sombras en los días, libre de verdad. Tengo dos puentes abarcando mi pecho y todavía no sé por cual cruzare esta noche.
Este no fue el mejor añ…

Sigo temblando

Me hizo temblar entre sus brazos en mil y una madrugadas y ahora consigue que tirite sin tocarme, pero de dolor y de tristeza. Me duele cuando está pero me mata cuando no está, me consiguió marchitar, fumándose falsamente cada uno de mis besos y doblándome ante los recuerdos, ante anhelos que parten mí cuerpo en dos porque él me falló y ahora me ha dejado sola ante algo que me quema y que me viene demasiado grande, y me consume el saberme queriéndolo, y me destroza que me ha dado sin paracaídas, y me mata el no recordar su último beso porque nunca pensé que lo seria, y no puedo con el hecho de no saber qué fue verdad y qué mentira, y me deshace el querer odiarlo y olvidarlo en un día y darme cuenta de que mis veintitrés semanas no se borran de golpe, aunque sea de su propio puño.
Y ojala pudiera reventar su recuerdo de un golpe limpio y hacerlo desaparecer… Pero el siempre sigue ahí, incrustado en mis pulmones como un clavo oxidado que no deja respirar, tatuado en el alma como un …

Hoy tengo miedo -Fobia

Hoy tengo miedo de salir otra vez tengo miedo de encontrarte como aquella vez los nervios me traicionan me derrota el estrés sé que puedo arrepentirme después. Hoy tengo miedo de salirte a buscar tengo miedode poderte encontrar tengo miedo de tus ojos, tengo miedo de hablar tengo miedo de quererte besar. Me digo no seas tonto no seas tan escéptico no trates de escapar. Hoy tengo miedo de volver a bailar tengo miedo que te puedas burlar me dan miedo las personas no quiero manejar tengo miedo que me pueda gustar. Hoy tengo miedo de salir otra vez tengo miedo de volver a caer me dan miedo las mentiras ya no tengo más fe tengo miedo de volver a creer. Y digo no seas tonto no seas tan escéptico no trates de escapar. No todos son tan malos, no todo está mal no todos son villanos queriéndote matar no todo está perdido ni se va a acabar la vida es un pic-nic...

Hasta la raíz -Natalia Lafourcade

Sigo cruzando ríos Andando selvas Amando el sol Cada día sigo sacando espinas De lo profundo del corazón En la noche sigo encendiendo sueños Para limpiar con el humo sagrado cada recuerdo
Cuando escriba tu nombre En la arena blanca con fondo azul Cuando mire el cielo en la forma cruel de una nube gris Aparezcas tú Una tarde suba una alta loma Mire el pasado Sabrás que no te he olvidado
Yo te llevo dentro, hasta la raíz Y por más que crezca, vas a estar aquí Aunque yo me oculte tras la montaña Y encuentre un campo lleno de caña No habrá manera, mi rayo de luna Que tú te vayas
Pienso que cada instante sobrevivido al caminar Y cada segundo de incertidumbre Cada momento de no saber Son la clave exacta de este tejido Que ando cargando bajo la piel Así te protejo

Aquí sigues dentro
Yo te llevo dentro, hasta la raíz Y por más que crezca, vas a estar aquí Aunque yo me oculte tras la montaña Y encuentre un campo lleno de caña No habrá manera, mi rayo de luna Que tú te vayas, que tu te vayas...

Y bailare sobre tú tumba

¿Dónde estás?  ¿dónde es que andas?  ya te has ido...  has vuelto a los brazos  de los que muchas veces  te escuche hablar,  los que decías  te hacían daño  a los mismos brazos  que rodeaban tu soledad  y encerraban tu espíritu,  has vuelto a tu condena  de siempre,  a tu condena perfecta  y quizá estés pensando  que no es así.  Que me equivoco  y te aferres  a las cosas buenas  que tiene.  Quizá te engañes  para sobrevivir,  quizá esta sea  tu propia tumba  la que estas cavando para ti. Pero -en el lugar que mueres-  poeta mío,  -tu musa no está-.   ¿Sabes algo?  Yo también  ya emprendí  mi camino.

Espero curarme de ti

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.
¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.
Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, t…

Y por eso escribo

¿Por qué escribo?  ¿De quien escribo? ¿a quién le escribo?.  ¿Es verdad, es mentira o mitad y mitad? ¿Importa? ¿De verdad importa?...
“yo sólo se escribir cuando tengo el corazón roto” es una frase que en mi vida he aplicado en varias ocasiones. Desde niña me ha gustado escribir, esconderme entre las paredes de mis letras es la huida más cercana a una salida que encuentro. Hay momentos buenos, hay momentos malos, a veces escribo mucho a veces poco,  otras nada. Creo que este es el único año que mi blog llegara con 100 entradas, por suerte mi diario hace tiempo que no sufre las consecuencias, por cierto un diario que había abandonado y al que le debo un par de páginas por escribir, las ultimas justo para cerrar el año y también ciclos. Llevo desde los 8 años escribiendo un diario, y este año que viene lo retomare, no sé en qué momento deje de escribir en él y me olvide de escribir recuerdos, quizá para no revivirlos. Ya no importa (ya no quiero que me importe).
Escribo de todos y de n…

Me niego a escribirte con dolor y por eso te escribo con fuerza

No, no, no, no, no, no, me niego. Me niego a creer que el amor es una fuerza tan débil. Me niego a pensar que el amor es una fuerza que se acobarda. Me resisto a creer que una tarde soleada se opaca por una noche lluviosa. Me niego a aceptar que lo que un grupo ve en la cara de dos enamorados retrocede ante negativas que no vienen del corazón. No acepto la idea de que "lo correcto" ahuyente lo perfecto. No, no y no voy a silenciarme ante palabras que intentan sofocar actos. No hay forma que reconozca tu partida después de tus abrazos, después de tus besos, después de tus te adoros o tus te quieros. Jamás voy a dar un paso atrás cuando he escuchado un yo más cuando digo te quiero, cuando te despides con dolor de mi en un andén de metro que no parece sino el escenario de un romance hermoso. Me niego, G......., me niego a dejarte ir sin luchar porque ¿marchamos juntos en lucha dos veces para contradecir el espíritu combativo con un sí, me resigno? Me niego a que la fuerza que …

Las cosas han cambiado;

En un principio estaba segura de lo que no pasaría,
Estaba segura de una sola cosa. No abandonaría lo que era mío lo que tenía conmigo. Pero las cosas cambian… Y con el tiempo mi seguridad. Conforme pasaban los días; las visitas por la noche en su coche se hacían más frecuentes cada vez fueron atrapándome más y más. Cada noche en que sus besos me seducían con una perfección casi matemática y es que la oscuridad de la noche se complementaba tan bien con nuestros cuerpos, con sus besos, sus caricias, que sabían perfectamente erizar mi piel. Su voz… El sonido de su voz que me atrapa. Hace viajar mi mente, su voz como melodía de vida para mis oídos, la voz que me envuelve y seduce con su magia… No hay duda, algo cambio. No es solo el sonido de su voz lo que me atrapa ya no es solo la manera en que suelta sus palabras, ya no es solo aquel hombre que me invita a saciar mi loca curiosidad. También son sus besos, sus caricias, la manera en que me mira.  En que abraza la sinceridad qu…

Ahora me quiero ir, pero estoy perdida.

Yo hice todo lo posible para poder estar contigo.
En cambio tú dejaste de luchar mucho antes de la guerra
por tu propia voluntad.
Yo fui derrotada.
Tú te rendiste.

Que triste

Qué triste resulta saber que tienes todos los motivos a la vuelta de un parpadeo y ser incapaz de verlos porque alguien algún día te robó los ojos para siempre; andar a tientas no está hecho para los torpes. Qué triste y bonito resulta dedicar palabras a criaturas voladoras pero ciegas; seres que solo aterrizan para dejarte acariciar su sombra, salvarte y volver a dejarte en tierra. Por todos es sabido que es imposible volar de la mano sin alfombra, aunque me empeñe en convencerte en cada traspiés que una vida sin imposibles solo se trata de un sueño; que tú no eres un reto sino la ternura hecha anhelo, pero con astillas; que estaría delante de cada una de tus pesadillas el día que decidieras que no puedes más y ya, solo eso, aunque cada día me ahoguen más tus esquinas. Pero qué triste resulta querer llenar de poemas tus lágrimas y que al final del día lo único que quede sea un beso en blanco, papeles arrugados que no contienen ni uno solo de tus secretos, momentos en los que me retue…

Explícame...

Tienes que explicarme un par de cosas... tienes que hacerlo antes de marcharte.... es tu obligación y mi necesidad de no quedarme con la más dura de las ignorancias, me lo debes y te lo pido porque nunca, nunca te pedí nada  ....no sé por qué no encuentro la diferencia entre un momento y toda la vida ....contigo fue exactamente lo mismo ...no sé por qué en lugar de acariciarte lograste que me metiera debajo de tu piel ....no sé por qué le enseñaste a mis manos a decirle cosas a tu cuerpo si después no las ibas a oír, no quería aprender a escuchar tus silencios y sin embargo hiciste todo lo posible para que los escuchara, no sé por qué te di todo lo que yo necesitaba para seguir viviendo a sabiendas de que no me lo devolverías jamás... no sé por qué dejé entrar un sentimiento nuevo si supuestamente ya me los conocía a todos.....  no sé por qué todo esto me parece una alianza entre mi corazón y tu frialdad cuando en realidad mi razón nunca estuvo de acuerdo. No sé por qué te expliqué m…

Si no me vas a dar las manos al menos chocalas

Tengo esta desnudez que no sirve de nada
como si solo estuviese arrugando un folio para
tirarlo a la papelera.

Después lo cojo
y lo vuelvo a lanzar
y lo vuelvo a coger.
Así
una y otra vez
y otra
y otra.

Pero yo sigo sin ser otra.

Tengo esta soledad que me sirve de todo
como si solo estuviese estirando el plástico
con el que esterilizarme.

Un muro por la independencia.
Con una frase a modo de esquela que solo diga:
No necesitas a nadie.
Amar al margen.
De todo.

Como verse a uno mismo creyéndose sus propias mentiras, eh?

Si me ves llorar, es porque se me metió la velocidad en los ojos.

Oigo el rugir del viento y pienso:
soñaba mejor en tu risa.

¿Sabes qué?
quizá no sea tanto por las mentiras que te dices
si no por las verdades
que te callas.

Tus pistas de absurdo asesino en serio.

Como cuando alguien te sonríe mientras se cuelga el cartel de
“estoy bien, solo he cerrado por vacaciones”.

De quién es la culpa:
¿de quien no tira el penalti o de quien lo falla?

Cambio hogar por escondite.
T…

sólo muerta no lo sentiría, no te sentiría.

Mi amor:  tú eres como mi miedo Siempre te llevare. Y sin embargo sigo siendo valiente, y me pongo de frente.
Y sin embargo no se puede vivir sin el, sin el miedo. aunque sepas vencerlo, siempre lo sientes. Así eres tú, no te pierdo, te llevo.
te siento
las 24 horas del día  pero sobrevivo.
No estamos muertos.

Vamos a dejarnos llevar

Vamos a rentar un departamento sencillo, trabajar medio día, dedicarnos a querernos y alternarnos para apagar la luz por las noches aunque tú siempre estés más cerca.

Vamos a darnos la espalda en la madrugada, buscarnos cuando calculemos que ya va a amanecer para abrazarnos y despertar pegados.Vamos a hacer el súper y comer sano y adivinar el postre que uno que otro día se nos antoje a cada uno. Vamos a hacer un libro para escribir todo lo que nos pasamos platicando en las tardes con lluvia aunque lo lea nadie más que tú y yo.

Vamos a quitarnos la ropa y dejarla por todos lados y lamernos por todos lados y sonreírnos por todos lados. Vamos a poner música de esa que se escucha viendo al techo mientras me tomas apenas de la mano y yo susurro cosas que no escuchas pero entiendes muy bien. Vamos a ver películas que me tengas que explicar después, vamos a hablar en otro idioma y terminar besándonos como nunca habíamos besado antes. Vamos a confesarnos secretos de la infancia y a hablar de …

No te me olvidas

Creí que te podía olvidar,  a pesar que un día yo juré,  qué nunca lo haría,  y otra vez me equivoque. 
No hubo una relación,  no existieron caricias y besos,  mucho menos hicimos el amor,  simplemente el sentimiento se me dio. 
Pero quien entiende al amor,  no me explico ni el momento,  el lugar o la forma como sucedió,  quizá tu amable trato me confundió. 
Y me enamore de ti,  y muchos días me hiciste feliz,  no importaba mi futuro,  solo quería ser tuyo. 
Quería pasar mi vida a tu lado,  y tu ni me habías notado,  como amigo me tenias contemplado,  pues tu corazón estaba ocupado. 
Pero nada de eso a importado,  y el amor de mi vida,  es un título que te has ganado,  y nunca debes dudar. 
Que ni la distancia ni el tiempo,  ni mis nuevos sentimientos,  borrarán el pasado,  o tus bellos ojos claros. 
Pues llevo en mi pecho,  tatuados recuerdos y no te he olvidado,  solo aprendí a vivir sin ti,  pues tu no sentiste lo mismo por mi. 
Llegarán otros amores,  y también nuevos dolores,  pe…

No te vayas

-No te vayas aún.
-Aún nos queda una montaña que subir completa, una luna que sacar de entre las nubes, 765 estrellas fugaces que cazar, 400 fotografías que tomar, 326 charlas que iniciar y 245 más con las cuales bienvenir el amanecer, 84 carreteras que recorrer y como 100 bosques en los cuales caminar... Ah y una tercera eternidad.

Hoy.

Como una extraña
entre extraños he caminado
hasta sentirme distinta
o únicamente normal
un nadie igual que cualquier otro
pero diferente de todos los demás,
Nadies.
He caminado
como si nada pudiera hacerme daño,
si tu no quieres.
Luego he pensado si todavía querrías...
Quererme.
Ahí he parado
de pensar.
Solo soy alguien más
que echa de menos tarde
y mal.

Ojalá

Ojalá y este frío cale tus huesos ojalá que este invierno te abraces de mi ausencia y tu cuerpo se agriete sin mis besos
ojalá que las mañanas te sepan a hielo
y por las noches no puedas conciliar el sueño.
Ojalá...
Ojalá sólo me recuerdes…